Hay personas que se piensa que una tienda online se puede crear en un mes. Sentimos desilusionarlos pero hacer el estudio de mercado, dar con un modelo de negocio, encontrar proveedores, pedirles presupuesto, que te lo envíen, renegociar con ellos para que te salgan las cuentas o echar esas cuentas, requiere de más tiempo. Por eso vamos a escribir cómo montar una tienda online paso a paso.

Elegir qué producto vamos a vender

Antes de empezar con la parte más técnica de hacer un ecommerce, debemos tener claro cuáles son los productos que vamos a vender. Para ello, tenemos que hacer una investigación sobre que nicho de mercado donde queremos competir.

Debemos empezar viendo si hay una demanda que sea rentable el esfuerzo de crear la tienda. Además deberemos navegar por la red en foros, blogs o redes sociales, para saber qué problema o qué necesidad tiene la gente, y porque no encuentran solución a sus problemas. A partir de ahí, debemos empezar a fijar cuál será nuestra estrategia online que nos hará diferenciarnos del resto.

Escoger el nombre del dominio del ecommerce

Esta es una de las partes más importantes de todo proyecto. Es uno de los primeros puntos críticos que tendremos que solucionar. El nombre del dominio debe ser fácil de recordar y escribir, y a poder ser, cortos y descriptivos.

Si además el dominio contiene alguna de nuestras palabras clave, nos ayudará a posicionarnos en los buscadores por esos términos. Si solo vamos a vender a España es recomendable usar el .es pero si el negocio es global debemos utilizar .com.

Elegir el hosting de la web

Para crear una tienda online, esta será una de las pocas inversiones que deberemos hacer, así que merece la pena no escatimar y contratar una buena empresa de hosting.

La velocidad de carga de la tienda electrónica es un factor clave, tanto para la experiencia de usuario como para el posicionamiento web. Los usuarios suelen ser impacientes, por lo que una web lenta puede hacer que abandonen la página. Por otro lado, Google penaliza los sitios que tardan más de 3 segundos en cargar eliminándolas de los resultados de búsqueda.

Esto nos obliga a buscar un hosting que nos garantice espacio suficiente para nuestra tienda electrónica y una buena velocidad de conexión. Además un buen hosting nos evitará problemas de caídas de la web, con la consiguiente pérdida de ventas.

Escoger un buen Dropshipper

El dropshipping es un técnica donde nuestro mayorista o distribuidor, envía directamente los productos que nuestros clientes han comprado en nuestra tienda online a su domicilio. El mayorista recibe el nombre de dropshipper y enviará el producto sin ningún distintivo de su empresa, añadiendo la factura a nuestro nombre si queremos.

De este modo, nos evitamos tener que hacer una inversión en stock de productos, o preocuparnos por la logística, el mayorista se hace cargo de todo ello.

Dentro de las pegas, está que los márgenes no serán tan grandes como si compráramos nosotros los productos. Sin embargo, es una buena solución para empezar a tener clientes y ver cómo funciona todo, sin necesidad de invertir en una gran cantidad de productos.

Hay muchos mayoristas y dropshippers de confianza, como puede ser Amazon o Aliexpress, aunque si buscamos un poco veremos que son muchas las empresas que trabajan esta técnica.

Utilizar un buen CMS para e-commerce

Si queremos vender sin preocupaciones sobre la parte más técnica de una web, la mejor opción es utilizar alguno de los CMS que hay en el mercado, especialmente al comienzo. Hay muchos CMS para e-commerce totalmente gratuitos y con un buen rendimiento. Todos están pensados para ser usados por personas que no dispongan de conocimientos técnicos.

Además, estas herramientas son de código libre y muy usadas por profesionales, por lo que si se quiere personalizar nuestro ecommerce, podemos encontrar freelance que nos ayuden a un coste reducido.

En función de los conocimientos previos, los recursos y complejidad del proyecto, los mejores CMS para una tienda online son Woocommerce, Prestashop, Magento y Drupal. Todos ellos permiten tienen plantillas de diseño, tanto gratuitas como de pago, para poder personalizar nuestro proyecto.

Personalizar los productos

Muchos mayoristas le dan la opción a comercios electrónicos de contar con su catálogo de productos en un formato especial para que se puede subir automáticamente a la tienda, ahorrando mucho tiempo. Para comenzar no está mal, aunque debemos personalizar las descripciones para dar un toque diferente.

Los buscadore penalizan el contenido duplicado, por lo que si dejamos la descripción que viene por defecto no posicionarán nuestro comercio. Será necesario ampliar la información con detalles del producto, fotos, métodos de uso. Será necesario utilizar un poco la imaginación.

Dar facilidades en el pago

El método de pago es uno de los puntos más importantes de una tienda online. Por eso es importante ofrecer el máximo número de formas de pagar. Aún existen muchos usuario que no fían de pagar por Internet, por lo que necesitaremos tener algún método Contrareembolso. Sin embargo, otras personas prefieren la transferencia bancaria por comodidad, por lo que no nos podemos reducir a la tarjeta de crédito.

En España hay un pequeño problema a la hora de instalar la pasarela de pago, ya que los bancos solo dan ese servicio a empresas que ya tengan un historial de ventas. Incluso puede ser que en alguna sucursal, cuando se pregunta por este sistema no sepan de qué estamos hablando.

Si este sistema nos parece muy complejo podemos optar por instalar Paypal. La pasarela de este sistema de pago, nos permite cobrar a nuestros clientes con tarjeta. Además es muy fácil de usar para los usuarios. La única pega es la comisión que tendremos que pagar por cada transacción. Es uno de los métodos de pago más de moda ahora mismo.

Crear un blog

En algunos casos es imposible personalizar los productos con texto adicional de valor. Para estos casos, será necesario crear un blog para atraer tráfico orgánico a la tienda.

De todas maneras, siempre es recomendable crear un blog que hable del sector y donde trabajemos el SEO long tail, con términos relacionados que puedan buscar los usuarios como comparativas entre productos, el «cómo se usa….» o «ventajas de…». El blog traerá tráfico de calidad dispuesto a comprar nuestros productos. Así que al crear un comercio electrónico no podemos dejar de lado crear un blog para acompañarlo.

Regularizar la situación legal

Desde un punto de vista legal, no se puede vender productos si no eres autónomo o empresa. Además, en la mayoría de los casos lo ideal es crear una Sociedad Limitada., sobre todo por el tema de la responsabilidad civil. Su creación se puede dejar en manos de una gestoría si no queremos complicarnos.

Si no regularizamos la situación legal, corremos el riesgo de sufrir una sanción económica. De hecho, las sanciones puede ser tan grandes, que pueden poner en peligro nuestro negocio.

Diseñar plan de marketing online

Para ampliar las ventas de la tienda online debemos diseñar una estrategia de marketing online. Crea ofertas para fechas especiales, aprovecha las redes sociales para ganar visibilidad, organiza concursos o haz publicidad online. Todo suma para dar a conocer a la marca.

De todas las herramientas, tanto Google Adwords como Facebook Ads, en función de lo que vendamos pueden ser plataformas muy potentes para captar clientes. De primeras, puede ser el método más rápido para atraer visitas a nuestra web y por un coste bastante bajo.

Resumen
Cómo montar una tienda online
Nombre del Artículo
Cómo montar una tienda online
Descripción
Mucha gente se plantea crear un ecommerce pero casi ninguna sabe cómo montar una tienda online. Os contamos paso a paso cómo se hace
Autor