Una de las cosas a las que se tienen que enfrentar los profesionales del SEO es a ataques de SEO Negativo. Por desgracia es práctica que suele producirse con relativa frecuencia, especialmente en sectores en la que hay mucha competencia. Por ello, es importante leer este artículo para saber cuáles son los tipos de ataques que existen, cómo podemos detectarlos y cómo nos podemos defender de los ataques.

Qué es el SEO negativo

El SEO negativo son una serie de técnicas poco éticas, generalmente de Black Hat, con el objetivo de perjudicar el posicionamiento web de un competidor dentro de los resultados de búsqueda. Estas técnicas lo que buscan es que se produzcan penalizaciones de los buscadores a los sitios webs de la competencia. Dependiendo del grado del ataque, la web puede perder posiciones o incluso desaparecer de los buscadores.

Para que eso no ocurra, deberemos estar atentos a nuestro web y conseguir que los buscadores tenga confianza en nosotros para que los ataques tengan efectos muy limitados.

Tipos de ataques de SEO negativo

Los ataques de SEO negativo se pueden hacer de diferentes maneras. Entre las técnicas que más se utilizan están:

Enlaces tóxicos

Es la práctica más conocida y se realiza con mayor facilidad. Consiste en crear miles de enlaces tóxicos hacia el sitio web que se quiere atacar. Para que sea más efectivo este tipo de ataque lo mejor es usar enlaces desde páginas de baja calidad y con anchor text que estén penalizados por los buscadores.

Para llevarlo a cabo se puede hacer desde manera manual, desde foros y directorios, o usando herramientas online que hay para ello, y que por un pequeño precio, lo hacen de forma automática.

Hackeo del sitio web

Estos ataques son más difíciles de detectar. Consiste en buscar vulnerabilidades de la web, para acceder a ella y empezar a crear enlaces salientes o redirecciones a otras webs de mala reputación. Si no estamos muy encima de la web, puede pasar y que no nos demos cuenta.

Ataques de reputación

Otra de las técnicas más usadas es la creación de perfiles sociales falsos para ir dejando comentarios y reseñas negativas sobre la empresa. Lo más habitual es ir dejando los comentarios en redes sociales pero para que afecte más directamente al SEO se puede hacer en Google My Business.

Plagio de contenidos

Consiste en tomar contenido del sitio web que se va a atacar y distribuirlo por otras páginas de mala reputación o que estén actualmente penalizadas por los algoritmos. Se suele hacer mediante el RSS de los blogs, aunque también se puede hacer haciendo un corta y pega.

Sobrecarga del servidor Web

Esta técnica trata de sobrecargar los recursos del servidor donde está alojada la web a base de peticiones. Con esto se busca que se colapse el servidor, por lo que la web acaba por caerse y no se pueda atender las peticiones de otros usuarios, aumentando los tiempos de carga y la tasa de rebote.

Cómo defenderse ataques de SEO negativo

Hay una serie de recomendaciones que nos pueden ayudar a defendernos de los ataques. Son medidas preventivas pero no evitarán que suframos posibles ataques, aunque si que va a permitir que sea más difícil que afecten al posicionamiento de nuestro sitio en los buscadores. Veamos cuáles son:

Activar las Notificaciones de Google Search Console

Google detecta ciertos patrones que ayudan a identificar cuando un sitio web es o ha sido atacado por un software malicioso. Si activamos las notificaciones de Google Search Console, nos llegarán al correo electrónico avisos que no permitirán solucionar posibles problemas y tomar medidas ante el posible ataque.

Desautorización de enlaces tóxicos entrantes

También se le conoce como hacer un disallow. Consiste en subir un archivo a Google Search Console para desautorizar los backlinks tóxicos. Para ello, tenemos que llevar un seguimiento de los enlaces que apunta a nuestra web mediante alguna de las herramientas que hay en el mercado.

Los pasos a seguir para desautorizar los enlaces son:

  1. Ver cuál es nuestro perfil de backlinks y cuáles son los tóxicos que queremos desautorizar. Para ello, podemos descargar un listado de todos los enlaces desde Google Search Console. Los pasos a seguir son  Tráfico de Búsqueda > Enlaces a tu Sitio > Con más enlaces a tu sitio > Más >  Descargar más enlaces de muestra > Descargar enlaces más recientes 
  2. A continuación, debemos hacer un archivo de texto (.txt) con los enlaces tóxicos que vamos a desautorizar. Se debe escribir uno por línea y el archivo debe tener un formato UTF-8 para que sea válido. Se puede desautorizar una URL o tomo un dominio usando domain: webadesautorizar.es.
  3. Cuando tengamo el fichero, se debe subir al siguiente enlace: https://www.google.com/webmasters/tools/disavow-links-main

Impedir el acceso a Hackers y malware

Lo más frecuente para hackear un sitio es acceder al backend a través de ataques por fuerza bruta, consiguiendo el nombre de usuario y la contraseña. Para impedir que esto ocurra hay varias pautas que podemos seguir:

  1. Evitar las URLs que usan por defecto los CMS, como por ejemplo /wp-admin/ o /wp-login/ que utiliza WordPress. Hay plugin de seguridad que permiten cambiar la URL.
  2. Si usamos WordPress podemos instalar el plugin Google Authenticator. Este plugin obliga a que los usuarios que se logean deban introducir un código PIN que nos envían al móvil al configurar el plugin.
  3. Las contraseñas para que sean seguras deben incluir caracteres especiales, números y jugar con mayúsculas y minúsculas.
  4. Evitar usar como nombre de usuario los que vienen por defecto, como «admin» o «administrador».

Comprobar contenido duplicado

Que copien tu contenido no debería penalizar ya que los buscadores deberían saber las fechas de publicación de cada contenido pero hay que recordar que la clasificación se basa en un algoritmo que nada tiene que ver con una persona, y por tanto, puede fallar.

Para saber si están duplicando el contenido de tu sitio web en Internet se pueden usar herramientas, como por ejemplo Copyscape. El funcionamiento es muy sencillo, basta con introducir la URL de nuestro sitio que queremos analizar y la herramienta no dirá que páginas tienen el mismo contenido.

Una vez que hemos detectado el plagio, basta con rellenar un formulario que Google pone a nuestra disposición. Simplemente tendremos que que introducir nuestra URL con contenido original y la que ha copiado. Se hará una corrección manual para subsanar el problema, aunque tardará un tiempo en subsanarse.

Monitorizar las menciones en medios sociales

Otras de las técnicas usadas para hacer los ataques de SEO negativo es crear cuentas falsas para poner comentarios negativos sobre nuestro sitio. Se puede hacer en redes sociales pero también en Google My Business, afectando a nuestro posicionamiento local.

Hay herramientas, como Mention, que nos alertan de todo lo que se dice en Internet sobre nosotros. Las herramientas nos mandan una alerta a nuestro correo con los comentarios. Todas las redes sociales tienen secciones donde podemos denunciar los perfiles que hacen este tipo de técnicas.

Comprobar la velocidad de carga de la web

Si nuestro sitio web empieza aumentar el tiempo de carga, tendremos que revisar que no estemos sufriendo miles de peticiones por segundo al servidor.

Hay herramientas como Pingdom.com, que nos ayudan a controlar el tiempo de carga y actividad de nuestro servidor. Esta herramienta no manda alertar al correo electrónico, con notificaciones de aumentos en el tiempo de carga o se caiga el servidor.

Resumen
Qué es el SEO negativo
Nombre del Artículo
Qué es el SEO negativo
Descripción
Muchas personas han escuchado hablar sobre el SEO negativo pero ¿qué es exactamente? Además os comentaremos como superar un ataque
Autor