En el mundo del comercio electrónico cada sector tiene sus características y cada ecommerce su estrategia. Sin embargo, existen una serie de pautas SEO para ecommerce que ayudan a captar tráfico cualificado y que sirven para la mayoría de negocios. Aquí os dejamos una guía con lo más importante.

Elegir el CMS

Aunque podemos hacer la web a código, el coste de la misma se puede disparar demasiado, por lo que recomendamos usar un CMS. En el mercado hay muchas posibilidades pero los más usados son WooCommerce, Magento y Prestashop. La elección va depender de los recursos con los que contemos al inicio, de nuestro conocimiento y de la complejidad del proyecto.

Keyword research y arquitectura web

Toda estrategia SEO comienza por un keyword research, es decir, buscar de las palabras clave que queremos trabajar. A partir de ahí tenemos que diseñar la estrategia de contenidos, cómo vamos a ir trabajando cada una de la palabras. Esta fase es importante para tener una buena estrategia y no “ir tirando sobre la marcha”.

Lo normal es que las keywords principales sean muy competidas. Para posicionarnos entre las 10 primeras debemos tener mucha autoridad y también una buena respuesta de usuario. Cuando empezamos un proyecto nuevo, no suele tener ambas cosas, por lo que invertir nuestro presupuesto en dichas keywords, aunque en una primera fase puede ser poco óptimo. El resultado podría ser pasar de la posición 100 a las 30, y ambas posiciones generan 0 visitas.

Por ese motivo, en una primera fase suele generar mejores resultados trabajar keywords secundarias, es decir, keywords con menos búsquedas y que suelen estar menos competidas. A esto se le llama SEO long tail. Los mismos recursos que te dan un Top 30 en una keyword principal podrían darte un Top 10 en una secundaria, y eso sí da algo de tráfico.

Cómo atacar cada keyword

Las keyword principales y secundarias suelen atacarse con categorías de productos. La manera más sencilla de transferir fuerza a dichas categorías es mediante el menú.

El long tail sin embargo se gestiona diferente. Hablamos de búsquedas menos frecuentes pero en suma suponen un tráfico muy importante. Hay varias formas de trabajar estas keywords, lo ideal es hacerlo mediante un blog, donde solucionarle problemas al usuario.

Qué hacemos con los productos

Los productos van a depender del mercado y el comercio. Habrá proyectos donde sí que sea eficiente y rentable posicionar y obtener tráfico orgánico desde los propios productos y otros que no.

Un ejemplo básico sería una tienda de zapatos que tuviese 300 zapatos que no los usuarios no buscan. No sería óptimo dedicar recursos a posicionarlos. Sin embargo, si una tienda de alimentación que tiene Quesos vende un tipo de queso que sí se busca, pues es razonable trabajarlo.

SEO onpage

Sobre SEO onpage para ecommerce se podría hablar durante todo un artículo y sería bastante largo. Lo que vamos a incluir es lo más básico que debe tenerse en cuenta para conseguir un impacto en nuestro resultados.

Title y meta description

Es lo que el usuario verá cuando haga un búsqueda en Google y por tanto debemos escribirlas de forma que animen al clic. El title es una aspecto SEO directo, que indica a Google qué keywords quieres posicionar. Debe ser agresivo e incluir las keywords objetivo. La meta description es un aspecto más indirecto, que se debe usar para incitar al clic.

Normalmente los profesionales del SEO nos esforzamos en escribir descripciones atractivas, incluyendo emojis que hagan resaltar nuestros resultados por encima de los demás.

Encabezados (H1, H2,…)

Los encabezados representan la jerarquía de importancia dentro del contenido. El H1 suele ser el título de la sección y debe coincidir con la keyword objetivo de la categoría y cada Url debe tener solo una. Los H2 y demás se pueden usar para ir trabajando palabras secundarias y sinónimos para darle una mayor riqueza semántica al contenido.

Texto SEO

Normalmente un usuario no necesita 100, 200 o 400 palabras sobre el producto para decidirse a comprarlo. Lo que quiere ver es el producto, precios y que el envío es gratis, por ejemplo. Sin embargo, vemos en muchos comercios un texto hablando sobre los beneficios del producto.

La función que juega dicho texto es muy útil para el long tail y mínimamente útil para la keyword principal. Rara vez el comprador se lo lee pero hace su papel.

Experiencia de usuario

Es uno de los 3 pilares para posicionar una tienda. Aspectos como la política de devolución, los precios, el interfaz de usuario, la atención al cliente, el prestigio de la marca, etc, son clave para el posicionamiento. Esto da para un artículo entero sobre este tema.

Enlazado interno

La distribución interna de fuerza es uno de los aspectos SEO a la vez más sencillos y más complicados que podemos encontrarnos. Es complicado porque hacerlo perfecto puede ser complejo si el proyecto es grande y sencillo porque se trata de priorizar por lo más importante.

El menú superior es la manera sencilla y eficiente de repartir la fuerza de tu comercio. Con eso ya tienes una gran parte del problema solucionado.

Canibalización

La canibalización SEO es un problema sobrevalorado y a menudo mal entendido. Puede ser un problema en ciertas situaciones concretas, pero no en tantas veces como se habla.

El caso más habitual es tener una categoría que ataca una keyword. Dicha categoría recibe enlaces externos y mucha fuerza interna. Sin embargo, luego tenemos subcategorías o productos que también incluyen esa keyword. Esta situación es muy común, pero no es canibalización, pues realmente las subcategorías o productos “no se comen” recursos de la principal. El problema sería si recibieran mucha fuerza interna o enlaces externos de manera que la categoría principal recibiera menos.

Crawl budget

El crawl budget es un factor muy concreto que puede ser útil pero solo en situaciones muy específicas. Sin embargo, está fuertemente vinculado a otros factores que sí son relevantes siempre. Esto crea con frecuencia la confusión de que optimizarlo es positivo porque a su vez se optimizan otros factores que sí lo son.

El crawl budget es el presupuesto de rastreo o los recursos que Google nos asigna para leer e indexar nuestra web. Una tienda pequeña o mediana puede constar de no más de unos pocos miles de página que Google alcanza a leer. Una tienda grande suele tener fuerza o autoridad suficiente para que Google también la lea.

Velocidad de carga

Es un factor que Google tiene en cuenta. La pregunta es ¿cómo afecta optimizar la velocidad al SEO? Vamos a ver los dos impactos más importantes.

Pasar de carga muy lenta a carga aceptable

Cuando un sitio web carga muy lento Google aplica una penalización automática negativa. Solo mejorando el tiempo de carga, veremos mejoras en las SERP. Así que sí cargamos muy lento, tenemos un problema serio no solo para el usuario sino para el SEO también.

Pasar de carga aceptable a muy rápida

Aquí ya hablamos de cargas de 1 segundos aproximadamente que pasan a 1 o 2 décimas, es decir, carga casi instantánea. Google ni penaliza ni premia esa excelencia. Pasar de rápido a muy rápido no parece ser un factor onpage directo, a diferencia del caso anterior.

Otra cosa es la respuesta de usuario. Si el usuario navega muy rápido, su experiencia es muy agradable y eso puede mejorar las señales que le manda a Google. Sin embargo, esto es muy difícil de medir y aislar pues solo da frutos SEO con el paso de bastantes semanas.

Estos son los factores más importantes para trabajar el SEO para ecommerce, que tienen un impacto directo y que seguro ayudará a mejorar las posiciones de tu tienda online. Esperamos vuestros comentarios.

Resumen
Guía SEO para ecommerce
Nombre del Artículo
Guía SEO para ecommerce
Descripción
Una vez has montado tu comercio electrónico llega el momento de captar visitas. Para ello, hemos creado esta guía SEO para ecommerce
Autor